La entrada en vigor del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 900 euros/mes el pasado 1 de enero, tan solo afectará a unas pocas categorías profesionales de 7 convenios colectivos provinciales de los 26 que se negocian en la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), según los datos de los que dispone el departamento de relaciones laborales de la organización  y el análisis realizado sobre la repercusión del incremento del SMI en las empresas leonesas.

Es decir, la mayor parte de los trabajadores cubiertos por la negociación colectiva en León cobran por encima de los 12.600 euros brutos al año, o bien su parte proporcional de acuerdo con la jornada laboral pactada. El incremento salarial afectará únicamente al 3% de los trabajadores cubiertos por la negociación colectiva provincial y corresponden, en la mayoría de los casos, a puestos que generan poca contratación. Por tanto, son los trabajadores que no están bajo el paraguas de la negociación los que más expuestos están a esta fuerte subida del SMI.

En todo caso, Fele recuerda que la decisión del Gobierno de incrementar el SMI cuestiona el Diálogo Social, puesto que no ha sido consensuada con todos los agentes sociales, quienes en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), acordaron una subida salarial acorde al incremento del IPC.

En España, las cotizaciones que soportan los empresarios crecerán en unos 500 millones de euros en 2019 como consecuencia de esta subida, unidos a los 1.600 millones que supondrá el incremento del SMI  de los trabajadores que se encuentran por debajo de los 900 euros.  Por lo que Fele alerta de que esta medida provocará un riesgo de desaceleración de la economía y del ritmo de creación de empleo, afectando especialmente a las pymes y compañías con menor productividad puesto que tendrán que sufragar mayores costes.

Impactos: 13