El municipio de Torre del Bierzo se sitúa en el noroeste de la Región Leonesa, dentro de la comarca del Alto Bierzo, estando conformado por las localidades de Albares de la Ribera, Cerezal de Tremor, Fonfría, La Granja de San Vicente, Matavenero, Poibueno, San Andrés de las Puentes, San Facundo, Santa Cruz de Montes, Santa Marina de Torre, Torre del Bierzo, Tremor de Abajo y Las Ventas de Albares.

HISTORIA

Los restos más antiguos que corroboran la presencia humana en el municipio se remontan a la Prehistoria, época en la que se datan varios petroglifos hallados en el entorno de Santa Marina de Torre, a los que se les calcula una antigüedad de 4.000 años. Ya en época prerromana, se habrían encontrado puntas de lanza en el paraje de la Corona de las Torcas, en Albares de la Ribera, época marcada por el desarrollo de la cultura castreña propia de la sociedad astur en la zona. A este respecto, se puede mencionar el castro de Las Torcas, o el sitio del Cuerno de la Gandara.

Posteriormente, el paso a la época romana viene marcado de forma definitiva por la batalla del Monte Medulio, que conllevó la derrota definitiva de los ástures a manos romanas, aplacándose las últimas escaramuzas de dicho pueblo prerromano en el año 19 a.C. Este hecho supuso que el actual término de Torre del Bierzo quedase bajo el dominio del Imperio Romano, si bien cabe indicar que la tribu astur de los susarros que poblaba el actual municipio no se levantó en armas contra los romanos, lo que propició que en el año 15 a. C. el emperador Augusto firmase el Bronce de Bembibre, un edicto mediante el cual concedía al pueblo susarro inmunidad y le permitía mantener sus tierras. Así, dio inicio el proceso de romanización en la zona en el siglo I d.C., en el cual se desarrolló el trazado de la Vía Nova, que atraviesa la localidad de Albares.

Tras la desaparición del Imperio Romano en el siglo V, el actual término municipal quedó integrado en el Reino Suevo, que fue conquistado en el año 585 por los visigodos, cuyo reino cayó a su vez en el año 711 a manos de los musulmanes, siendo reconquistado para la cristiandad por la monarquía asturleonesa en el siglo IX.

De esta manera, el territorio del actual municipio de Torre del Bierzo pasó a formar parte en el año 910 del Reino de León, estableciéndose diversos cenobios en la zona para reforzar su repoblación, como el monasterio de Santa María y San Martín de Albares, que fue edificado como parte de esta campaña de repoblación y reconquista de la monarquía leonesa. En esta época se dan las primeras reseñas documentales sobre las localidades del municipio. En este sentido, en el año 920, en Albares, el diácono Juan termina la conocida como “Biblia de Albares” para el abad Mauro, trabajo que fue realizado en el scriptorium del monasterio de Albares.

Más tarde, con la reorganización de la zona en tenencias y merindades emprendida por Alfonso VI de León, las localidades que forman el municipio quedaron adscritas a la tenencia del Boeza. Por otro lado, en el año 1198 el rey Alfonso IX de León concedió fuero propio a Bembibre, lo que otorgó a dicha localidad el control administrativo y económico de la cuenca del Boeza, quedando supeditados a Bembibre los pueblos del actual municipio de Torre, pasando a encabezar la villa de Bembibre en 1304 un señorío nobiliario.

Posteriormente, ya en el siglo XIX, durante la Guerra de la Independencia la villa de Albares de la Ribera fue invadida, asaltada y saqueada por las tropas francesas en el año 1809, tropas que asimismo emplearon la iglesia parroquial como lugar de pernocta. Poco más de una década después, en 1821, las localidades del actual municipio de Torre del Bierzo pasaron a formar parte de la provincia de Villafranca, si bien al perder ésta su estatus provincial al finalizar el Trienio Liberal, en la división de 1833 quedaron adscritas a la provincia de León, conservando su adscripción regional al Reino de León o Región Leonesa.

Por otro lado, cabe señalar que hasta 1923 la capital del municipio se situaba en la localidad de Albares de la Ribera, siendo trasladada entonces a Santa Marina de Torre, para pasar en 1941 a Torre del Bierzo, que tomó su actual denominación precisamente en dicho año, ya que hasta entonces Torre del Bierzo de denominaba “Torre de Santa Marina”.

Finalmente, el 3 de enero de 1944, hace exactamente 75 años, el municipio sufrió la mayor catástrofe de su historia, cuando el túnel más próximo a la estación de Torre del Bierzo fue escenario de un trágico accidente ferroviario, con el choque de dos trenes y el incendio de los mismos dentro del túnel, siendo el suceso ferroviario más grave producido no solo en la Región Leonesa, sino también en el conjunto de España, que dejó según la mayor parte de las investigaciones entre 200 y 500 fallecidos (hay estimaciones que elevan hasta 800 la cifra). No obstante, ha resultado imposible determinar el número exacto de víctimas (la cifra oficial dada por Renfe en la época reducía a 78 el número de fallecidos), dado que el oficialismo franquista intentó silenciar dicho suceso y obstaculizó la investigación y recogida de datos y cifras sobre el número de fallecidos en dicho accidente, prohibiéndose el acceso de periodistas a la zona del accidente, que ha quedado sin esclarecer en ese sentido, y que provocó además de centenares de muertos y heridos, que la línea de tren estuviese cerrada durante tres días.

MONUMENTOS

Cabe destacar los siguientes lugares de interés monumental en el municipio:

-Iglesia de San Millán, en Albares de la Ribera. En su interior destacan las cubiertas con artesonados mudéjares en el inicio de las naves laterales y portada, así como la imagen de San Millán y el Calvario.

-Iglesia de San Benito, en Torre del Bierzo. Posee planta de cruz latina de una sola nave con espadaña de tres alturas. En las dos primeras plantas están las campanas y en la parte superior el reloj.

-Iglesia de La Granja de San Vicente. De una sola nave con espadaña, y escaleras exteriores de acceso al doble campanario, en el pórtico se conserva una cruz de madera con inscripción de 1882.

-Iglesia de San Andrés de las Puentes. Construída a finales del siglo XVIII con mampostería de piedra irregular, tiene una única nave y torre con espadaña.

-Iglesia de San Facundo. Destaca su espadaña, que posee dos campanas de bonita factura.

-Iglesia de Santa Cruz de Montes. Data de mediados del siglo XVIII, estando rematada la construcción por una espadaña a la que se accede por una escalera interior.

-Iglesia de Tremor de Abajo. Destaca en ella su espadaña, con dos arcos para campanas.

-Convento-Hospital de Santa María Magdalena, en Cerezal de Tremor.

-Arquitectura tradicional. Destaca la Casa de la Hiedra, en Torre del Bierzo, que posee dos plantas y se ubica en uno de los extremos del puente romano.

La Corona del Castro. Se trata de un antiguo asentamiento de época romana relacionado con la extracción de oro, donde se conservan restos del depósito donde se embalsaba el agua que se empleaba después para arrastrar la tierra de la montaña cargada de oro hasta los lavaderos.

Lagar de San Facundo. Era el lugar de la localidad de San Facundo donde las uvas se pisaban y posteriormente se prensaban para extraer el mosto.

Minas de antracita. Se encuentran actualmente fuera de actividad, como las minas Adelina II, Agapito, Campomanes, Torre, Uminsa, Mariángela, las de Granja de San Vicente y San Andrés de las Puentes, o la mina-lavadero de Santa Cruz de Montes.

Poblado minero de Albares. Actualmente abandonado, daba cobijo a los trabajadores de las minas de antracita cercanas al poblado.

Molinos. Se conservan varios en el municipio, siendo varios en Albares de la Ribera y en La Granja de San Vicente, conservándose asimismo molinos en Fonfría, San Facundo, Santa Cruz de Montes, Santa Marina de Torre, Tremor de Abajo, Santibáñez de Montes y Cerezal de Tremor.

-Palomar de Albares de la Ribera. Formaba parte de la Huerta Grande y la casa solariega propiedad del obispo Antolín López Peláez, por eso también se conoce como Palomar del Obispo.

Hornos. Hay varios ejemplos en el municipio, como los de Matavenero y Albares de la Ribera.

Museo de la Minería, en Torre del Bierzo.

Puentes. Cabe señalar el puente de piedra de San Andrés de las Puentes, sobre las vías del ferrocarril, que da acceso a los pueblos San Andrés de las Puentes y San Facundo, el de Las Ventas de Albares, o el puente romano de Torre del Bierzo, situado sobre el río Tremor, que data del siglo I d.C., siendo construido por los romanos como parte del trazado de la Via Nova, otras veces denominada Via XVIII del Itinerario de Antonino.

FIESTAS

De entre las fiestas celebradas en el municipio, destacan las de las localidades de Torre y Albares, las más populosas del mismo. A este respecto, el 16 y 17 de agosto Torre del Bierzo celebra las fiestas de San Roque, mientras que Albares celebra sus principales fiestas el 13 de junio en honor a San Antonio. Asimismo, cabe señalar que el 4 de diciembre es una fecha muy significativa en el calendario municipal, al ser la festividad de Santa Bárbara, patrona de los mineros.

CÓMO LLEGAR

-Por carretera. A través de la Autovía del Noroeste (A-6), así como la N-VI (Madrid-Coruña), que atraviesa el municipio. Desde Bembibre y Ponferrada hemos de tomar la A-6 en dirección Madrid, mientras que desde Zamora y Salamanca hemos de tomar la A-66 hasta Benavente, y allí coger la A-6 en dirección Coruña. Por su parte, desde la ciudad de León ha de cogerse la AP-71 o N-120 en dirección Astorga, tomando en la capital maragata la A-6 en dirección Coruña. Torre del Bierzo se ubica a 10 kms de Bembibre, 30 kms de Ponferrada, 35 kms de Astorga, 160 kms de Zamora, 85 kms de León y 230 kms de Salamanca.

-Por ferrocarril. Dado que la vía férrea León-La Coruña atraviesa el municipio de Torre del Bierzo, existen servicios ferroviarios mediante los cuales se puede acceder al municipio, efectuando parada en el mismo trenes con destino a Ponferrada, León, Madrid, Valladolid o Vigo.

Impactos: 24