Astrónomos estadounidenses han detectado un cuerpo celeste a una distancia 100 veces más lejos que la que hay entre la Tierra y el Sol. Se trata de un planeta enano denominado 2018 VG18, rebautizado como Farout, que en inglés significa tanto ‘lejos’ como ‘una chulada’.

Un equipo de astrónomos ha descubierto el cuerpo más distante jamás observado en nuestro sistema solar. Es el primer objeto conocido detectado a una distancia superior a 100 veces la que separa nuestro planeta del Sol.

El hallazgo del nuevo objeto fue anunciado este lunes por el Minor Planet Center de la Unión Astronómica Internacional y ha recibido la designación provisional de 2018 VG18. Los descubridores son Scott S. Sheppard del Instituto Carnegie, David Tholen de la Universidad de Hawai y Chad Trujillo de la Universidad de Arizona del Norte, todas instituciones de EE UU.

2018 VG18, apodado Farout por el equipo debido a suubicación extremadamente ‘distante’ (aunque el término en inglés tambiénsignifica ‘chulo’, ‘poco convencional’), se encuentra en aproximadamente 120unidades astronómicas (UA), donde 1 UA se define como la distancia entre laTierra y el Sol.

El segundo objeto observado más lejos en el sistema solar es Eris, a aproximadamente 96 UA. Plutón se encuentra actualmente  a unas 34 UA, lo que hace que Farout esté más de tres veces y media lejos del más famoso planeta enano del sistema solar.

2018 VG18 se descubrió como parte de una búsqueda continua de objetos extremadamente distantes del sistema solar, incluido el supuesto planeta X, que a veces también se llama planeta 9. En octubre, el mismo grupo de investigadores anunció el descubrimiento de otro objeto distante de nuestro sistema solar llamado 2015 TG387 y apodado El Duende, porque se observó por primera vez cerca de Halloween. Este se descubrió a aproximadamente 80 UA y tiene una órbita coherente con la influencia de un planeta X invisible del tamaño de una supertierra en las confines del sistema solar.

El equipo aún no conoce muy bien la órbita de 2018 VG18, por lo que no han podido determinar si muestra signos de estar influenciado por el hipotético planeta X.

“El 2018 VG18 es mucho más distante y lento que cualquier otro objeto observado del sistema solar, por lo que  llevará algunos años determinar su órbita por completo”, explica Sheppard. “Pero se encontró en una ubicación similar en el cielo a los otros objetos extremos en nuestro sistema, lo que sugiere que podría tener el mismo tipo de órbita que la mayoría de ellos”

“Todo lo que sabemos actualmente acerca de 2018 VG18 es su distancia extrema del Sol, su diámetro aproximado y su color”, añade Tholen. “Debido a que se encuentra tan lejos, orbita muy lentamente, probablemente tardando más de 1.000 años en completar su viaje alrededor del Sol”.

Las imágenes de descubrimiento del 2018 VG18 se tomaron con el telescopio japonés Subaru de 8 metros ubicado en la cima de la montaña Mauna Kea en Hawai, el 10 de noviembre de este año. Tras el hallazgo, fue necesario volver a observarlo para confirmar su naturaleza tan distante. Se requieren varias noches de observación para determinar con precisión la distancia de un objeto como este.

2018 VG18 se vio por segunda vez a principios de diciembre con el telescopio Magallanes del Observatorio Las Campanas que tiene la institución Carnegie en Chile, con el que se analizó su trayectoria y propiedades físicas básicas, como el brillo (sugiere que tiene aproximadamente 500 km de diámetro) y el color rosado, un color generalmente asociado con objetos ricos en hielo.

Fuente: Carnegie Institution for Science / SINC

Impactos: 15