El Ayuntamiento de la Ribera ha entregado este viernes los cheques-bebé a las familias de las recién nacidas, se trata de una de las apuestas municipales para luchar contra la despoblación

En Hospital de Órbigo la conmemoración de la Navidad se ha adelantado este año unos días. El Salón de Plenos de la Casa Consistorial se ha transformado en la tarde de este viernes en un improvisado Portal del Belén para celebrar la llegada en este 2018, a punto de acabar, de seis niñas, todo un regalo de seis parejas jóvenes a un pueblo que trata de sortear el reto de la despoblación.

“Es la primera vez que celebramos juntos en Hospital el nacimiento en un año de seis niñas”, asegura orgulloso el alcalde Enrique Busto, que no duda en calificar la magnífica noticia como “una esperanza para mantener vivo nuestro municipio y un lujo para un Ayuntamiento de mil habitantes” que ha ido arañando población poco a poco en esta legislatura hasta lograr una veintena de nuevos empadronamientos. Estas palabras las decía en el momento de entregar los cheques-bebé de 300 euros a los padres y madres de las criaturas.

“Son parejas jóvenes de Hospital, que han apostado por seguir viviendo en nuestro entorno”, subraya el regidor recordando que el regalo del Ayuntamiento por cada nacimiento lo viene realizando desde hace una década, “forma parte de nuestra apuesta por ofrecer servicios que permitan conciliar la vida familiar y laboral a nuestros vecinos”.

El Consistorio de la Ribera mantiene con el apoyo del programa Crecemos de la Diputación Provincial la guardería municipal con dos profesionales abierta de 8 a 16 horas, y cuando los niños van creciendo el Ayuntamiento apoya a las familias con el banco de libros y las ayudas para la compra de material escolar, una iniciativa pionera en la provincia. El gobierno municipal remata la apuesta por los servicios a la infancia con las inversiones en el colegio público.

“Podemos presumir de tener las ideas claras en cuanto a gastos sociales en Hospital de Órbigo”, apostilla Enrique Busto, que cifra en un 12 por ciento la inversión que destinará en 2019 al gasto social, “en definitiva al esfuerzo por fijar la población”. En ese tanto por ciento se encuentra el dinero para la construcción de la tercera fase del centro de día para personas mayores, “otro proyecto ilusionante que permitirá a nuestros abuelos quedarse en su pueblo”.

Impactos: 25