La Junta acuerda colaborar en la dinamización del área de Garoña

La Junta acuerda colaborar en la dinamización del área de Garoña

Impactos: 49

El Consejo de Gobierno ha acordado hoy que la Junta de Castilla y León colabore en la Estrategia de Dinamización del área de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña, que promueven varios municipios del territorio afectado más directamente por el cese de actividad de la planta burgalesa. El objetivo último es mitigar el impacto negativo del cierre de las instalaciones en términos socioeconómicos, tratando de facilitar el anclaje de proyectos generadores de riqueza y empleo. Para ello se prevén medidas transversales, orientadas a estimular la iniciativa privada; sectoriales, dirigidas a fomentar las actividades con mayor potencial de desarrollo, y de mejora del entorno.

La cooperación del Ejecutivo autonómico en la futura Estrategia de Dinamización del área de Garoña da respuesta a la propuesta de participación en la ejecución de este plan formulada por sus propios promotores, entre los que se incluyen los municipios ubicados en el entorno más cercano a la planta atómica (12 de la provincia de Burgos y otros dos de Álava).

El acuerdo, aprobado a iniciativa de la Consejería de Economía y Hacienda, define las principales líneas de colaboración de la Junta, que se estructuran en tres ejes. El primero, de carácter transversal, prevé medidas de estímulo a la iniciativa privada, tales como la realización de jornadas de sensibilización en materia de emprendimiento y de difusión de los apoyos públicos existentes, y la priorización en las líneas de subvenciones para los proyectos desarrollados en esta zona –mediante el incremento de la intensidad de la ayuda y / o otorgando una puntuación mayor a la ubicación en los criterios de valoración–.

Otra medida reseñable es el impulso a los polígonos industriales ubicados en los municipios de los alrededores de la central sobre los que exista demanda de suelo, al tiempo que se considera conveniente aprovechar el efecto tractor del parque empresarial de Ircio –de titularidad autonómica–, que ofrece atractivas condiciones para la implantación de compañías en el marco del Programa Territorial de Fomento para Miranda de Ebro.

Fondo específico para la financiación de proyectos empresariales

Entre las principales demandas del tejido productivo para garantizar la puesta en marcha y desarrollo de su actividad figura la posibilidad de acceder a una financiación ventajosa. En este punto, la aportación de la Junta a la Estrategia de Dinamización del área de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña se canalizará principalmente a través de la Lanzadera Financiera, que además de dar apoyo preferente a las iniciativas emprendidas en este territorio, habilitará también un fondo específico de capital riesgo y capital semilla para impulsar proyectos empresariales.

El segundo eje de acción en la cooperación que va a brindar la Junta a esta estrategia está enfocado hacia los sectores económicos que presentan un mayor potencial de desarrollo en la zona. El primero es el turismo, para lo que se propone el apoyo del Gobierno autonómico en la puesta en valor de enclaves patrimoniales, el impulso a la oferta de alojamientos para vacaciones, o el fomento de nuevas actividades económicas ligadas al sector turístico –por ejemplo, potenciando una oferta más variada de servicios, como las rutas a caballo o en bicicleta–.

Revitalización de San Salvador de Oña e impulso a la biomasa

Una de las iniciativas más concretas incluidas en el acuerdo aprobado esta mañana gira en torno a San Salvador de Oña. Así, se considera conveniente revitalizar este importante recurso, tanto por su valor patrimonial como por su capacidad para ejercer de motor de desarrollo de otras actividades en el entorno, debiendo contar para ello con el imprescindible impulso del sector privado. A esta actuación prevista se une otra ya materializada, como es la aportación dineraria recientemente autorizada por el Consejo de Gobierno para cofinanciar la ampliación de la Casa del Parque Natural de Montes Obarenes en San Zadornil.

Por su parte, en los sectores agroalimentario y forestal se ponen a disposición de los agentes e instituciones los apoyos existentes para generar actividad en torno a la diversificación de cultivos, proyectos de ganadería extensiva y en materia de aprovechamientos forestales.

En el ámbito de la energía, la Junta propone favorecer la demanda de biomasa en la zona, particularmente por dos vías: el diagnóstico de la situación actual del suministro de energía térmica en edificios públicos y privados en los municipios del entorno de la central nuclear, para determinar las posibilidades de cambio de combustibles fósiles a biomasa, y el análisis de viabilidad de una planta de generación eléctrica con esta fuente renovable.

Para finalizar, el tercer y último bloque del acuerdo que define la cooperación del Ejecutivo autonómico en la Estrategia de Dinamización del área de influencia de la central de Garoña incluye medidas para construir un entorno más atractivo para la inversión productiva y la creación de empleo. Se trata, entre otras actuaciones, de avanzar hacia la brecha digital cero; mejorar la red de carreteras y favorecer el desarrollo de las dotaciones comerciales de proximidad, de manera que se facilite no sólo el abastecimiento de productos cotidianos en el medio rural, sino también el aprovechamiento de nuevos nichos de negocio que sean complementarios con las actividades turísticas.

Acuerdo dinámico y abierto a nuevas aportaciones

Es importante subrayar que el documento de colaboración aprobado hoy por la Junta tiene un carácter dinámico y abierto, puesto que es permeable a las aportaciones que surjan fruto de la evaluación de las iniciativas que se lleven a cabo y de las oportunidades que se presenten.

Del mismo modo, el apoyo económico en que se materializará la cooperación del Gobierno de la Comunidad para dinamizar el entorno de Garoña se irá concretando anualmente, en función de las necesidades detectadas y de los ingresos obtenidos de la recaudación del nuevo gravamen autonómico sobre el daño medioambiental causado por el almacenamiento temporal de residuos en las centrales nucleares, aprobado por el Pleno de las Cortes el pasado 31 de octubre.

Con ello se da cumplimiento a la resolución parlamentaria, de 6 de septiembre de 2017, por la que se instaba al Ejecutivo autonómico a estudiar la implantación de un tributo medioambiental con el compromiso de invertir la recaudación obtenida en el área de Garoña y a colaborar activamente en un plan de reindustrialización para esta zona. A este respecto, la voluntad del Gobierno de Castilla y León es cooperar con todas las administraciones e instituciones implicadas en este reto para aunar esfuerzos.

Compartir