Las provincias leonesas valoran menos a Castilla y León que los ciudadanos de Castilla-La Mancha

Las provincias leonesas valoran menos a Castilla y León que los ciudadanos de Castilla-La Mancha

Impactos: 23

El conjunto de la Región Leonesa da un 6’0 a Castilla y León, frente a la valoración de 8’9 que le da la parte castellana de la autonomía. Por su parte, los ciudadanos de Castilla-La Mancha valoran con un 8’2 a Castilla y León, por encima de León, Zamora, Salamanca y Burgos.

La encuesta sobre simpatía intracomunitaria hecha pública la pasada semana por Electomanía, sobre una base de 1.620 encuestados, ha arrojado respecto a la Región Leonesa unos datos indudablemente llamativos, que muestran una importante tasa de descontento respecto a la propia comunidad autónoma.

En este sentido, el rechazo a la autonomía es especialmente patente en la provincia de León, que apenas da un 4’2 de valoración a Castilla y León, siendo seguida en rechazo por Zamora, que da un pírrico 5’7 de valoración a la comunidad autónoma, lejos en ambos casos incluso de la valoración media que se le da en el conjunto de España a Castilla y León, un 6’6.

Por otro lado, llama la atención que la valoración que dan las tres provincias leonesas a Castilla y León se sitúa por debajo de la autovaloración que se dan a sí mismas todas las comunidades autónomas (que fluctúa entre el 8’5 que se dan los riojanos hasta el 9’7 que se dan los gallegos). Este hecho, parece mostrar un cierto nivel de descontento con la propia existencia de la comunidad autónoma de Castilla y León en las provincias de León, Zamora y Salamanca, que son junto a Burgos las provincias que peor valoran a Castilla y León.

Asimismo, resulta sorprendente también el hecho de que incluso los ciudadanos de Castilla-La Mancha den una mejor valoración media a Castilla y León (8’18) que las provincias de León, Zamora, Salamanca y Burgos, hecho del que puede deducirse que habría un nivel significativo de deseo de crear una comunidad autónoma del Reino de León en las provincias de León, Zamora y Salamanca, así como cierto anhelo de recuperar la región de Castilla la Vieja entre los burgaleses.

Por otra parte, si se analizan los datos de autovaloración en Castilla y León en base a las dos regiones que conforman la autonomía, se aprecian unas diferencias notables entre la Región Leonesa y Castilla, registrándose una valoración de la comunidad autónoma de 6’0 entre los leoneses y de 8’9 entre los castellanos, con una distancia de casi tres puntos entre ambas regiones.

Este hecho se traduciría en que la parte castellana de la autonomía sí valora a la comunidad autónoma de Castilla y León en torno a los niveles medios de autovaloración del resto de comunidades autónomas (situados entre 8’5 y 9’7), desmarcándose claramente de la media nacional la valoración que se hace en la Región Leonesa de la autonomía en que se halla inserta, estando León, Zamora y Salamanca por debajo del nivel de autovaloración medio autonómico, así como, tomando en conjunto los datos regionales leoneses, hallándose estos 2’5 puntos por debajo de la autonomía que peor se valora a sí misma (La Rioja, 8’5).

Por todo ello, los resultados de la encuesta de Electomanía parecen apuntar hacia la existencia de un nivel evidente de descontento con la autonomía de Castilla y León en la Región Leonesa, que si bien es palpable según los resultados en sus tres provincias, es especialmente evidente y notorio en la de León, donde Castilla y León no llega ni tan siquiera al aprobado.

Colectivo Ciudadanos del Reino de León

Compartir