Ecologistas en Acción pide explicaciones a la Concejalía responsable,  así como respeto y protección para las sebes o setos vivos que perviven en el municipio de León.

Recientemente se ha procedido a desbrozar los setos vivos o sebes del camino de La Candamia que discurre al pie de Las Lomas entre la pasarela sobre el río Torio y Los Pinos, en suelo rústico del municipio de León.

La intervención ha sido  indiscriminada y abusiva ya que se ha abatido, arrancado y talado la mayor parte de la vegetación que formaba parte de los setos arbolados del camino: zarzales, espinares de rosales silvestres, endrinos y majuelos, cornejos, aligustres,… así como ejemplares de paleras, fresnos, negrillos y chopos. El daño ambiental y paisajístico es tanto mayor al haberse producido en una zona natural de esparcimiento,  muy frecuentada en estas fechas.

La asociación se ha dirigido a la Concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco,  solicitando: copia del informe técnico que ha justificado tan bárbara  intervención;   y copia  de la licencia  concedida a la empresa privada adjudicataria del trabajo.  Asimismo,  al estar el desbroce en suelo rústico, en terrenos  del Monte de Utilidad Pública nº 973 “La Candamia”,  se ha pedido  al  Servicio Territorial de Medio Ambiente,  la correspondiente autorización del posible aprovechamiento forestal.

Las sebes o setos vivos forman parte del paisaje cultural periurbano de la ciudad de León. El abandono de la actividad agraria y la expansión urbana están provocando su desaparición y  degradación, perdiéndose un patrimonio cultural (un agrosistema) de gran valor ambiental.

El valor de los setos asociados a las riberas del Torío (mosaico de prados y setos arbolados)  ha sido ampliamente estudiado a lo largo de toda su cuenca, no sólo en los tramos medio y alto. Estas sebes perviven con dificultad en las zonas periurbanas ligadas al soto fluvial del río a su paso por la ciudad de León.

Es oportuno recordar las funciones ecológicas y beneficios derivados de la presencia de estos setos vivos:  

–       Son refugio de fauna silvestre, formando valiosos pasillos verdes o corredores ecológicos entre prados y tierras de cultivo.

–       Suavizan el rigor de los distintos elementos climáticos: protegen de las heladas, de la insolación excesiva, mantienen la humedad, actúan de cortaviento.

–       Evitan la pérdida de suelo por erosión.

–       Las paleras y otros árboles funcionan como refugio de rapaces nocturnas y murciélagos.

–      Son fuente de alimentación (frutos carnosos) de numerosas especies de aves, sedentarias o migratorias (de gran importancia a finales del verano): mirlos, zorzales, verderones, petirrojos, papamoscas. Así como de diversos mamíferos frugívoros.

Las administraciones públicas deberían  no sólo respetar y proteger estos ecosistemas sino que sería interesante que,  por parte de los Ayuntamientos, se llevaran a cabo en cada municipio la catalogación y cartografiado de estos setos vivos, especialmente los ligados a sotos fluviales (ríos y presas) como paso previo a actuaciones tendentes a su protección.

Lejos de esto,  lamentablemente, en León es  la propia Concejalía de Medio Ambiente y Urbanismo la que actúa como brazo ejecutor, sin criterio ni sensibilidad,   dando con este arboricidio una muestra más de su nefasta gestión del patrimonio cultural y natural del municipio de León.

Fdo.: Junta Directiva de Ecologistas en Acción

Impactos: 58