Filosofía en la tienda del nuevo rector del CCEE en Bogotá

Filosofía en la tienda del nuevo rector del CCEE en Bogotá

Impactos: 45

-Buenos días Julio. –Buenos días, hoy no están malos. – ¿Pero de qué tiempo hablamos del externo o del interno? – Desde luego es mucho más emocionante hablar del interno.- Ya lo creo, el hilo que mueve la vida es el conocimiento. –Por supuesto, si uno se conoce a sí mismo, apaga y vamos. – Conocimiento, buena palabra. El conocimiento, que deberíamos tener como humanos, pero… – Deberíamos, tú lo has dicho, pero no hay (animal) con menos conocimiento a veces, que nosotros los humanos. – Así es, cambiando de tema. ¿Qué tal va tu estudio de la anatomía?

Así podíamos comenzar una conversación que derivaba en distintos enfoques filosóficos a eso de las once de la mañana, en la tienda que Julio e Isabel, su mujer, regentaban en Veguellina de Órbigo. En aquella época, Julio que aún era muy joven, comenzaba a preparar su futuro, su camino como el rector que ha llegado a ser. Por supuesto Isabel, su querida compañera, ha tenido mucho que ver en ello.

Julio Manuel Pérez Fraile, el nuevo rector del Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos de Bogotá,  nació en Veguellina de Órbigo, y tanto él  como su mujer, son muy conocidos por los vecinos, debido a su antiguo negocio.

Este artista veguellinense, Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, Arquitecto Técnico por la Universidad de La Coruña, ha obtenido diferentes premios por su labor etnográfica y de investigación. En el 2014 llega a Bogotá, y en éste 2018, el Ministerio de Educación y Formación Profesional de España, le ha nombrado nuevo rector del Centro Cultural y Educativo Español (CCEE) Reyes Católicos de Bogotá.

Mordida existencial: Vaya esta mordida hoy, para Don Julio Manuel Pérez Fraile y para su querida Isabel. Dicen que el que la “sigue la consigue”, esta premisa se ha cumplido en este ser humano, al que yo recuerdo muy joven, palabreando de cualquier materia que se nos pusiera a mano, cuando  iba a comprar a su establecimiento. Ya no te digo si estaba Isabel, pues había momentos, creo recordar, que hablábamos los tres a la vez, o mejor dicho filosofábamos, porque eso era lo que hacíamos.

Darles a ambos la enhorabuena y desearles que este trayecto vital siga siendo tan positivo, aunque para llegar, como no, habrán tenido que talar muchas ramas que hacían impracticable el camino. Que la vida os dé salud para el futuro. ¡Enhorabuena a los dos desde Veguellina de Órbigo!

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo.

Compartir