Desacuerdo sobre las obras de Ordoño II

Desacuerdo sobre las obras de Ordoño II

Impactos: 44

Actúa denuncia que el PP y Cs han prostituído la propuesta inicial de peatonalización de

Ordoño, que llegó de la mano del Grupo Municipal LEC en el proceso de redacción de la fracasada “Estrategia XXI21” de comienzos de legislatura.

­Una propuesta que pretendía peatonalizar al 100%, permitiendo una semipeatonalización hasta lograrla, que facilitase revisar el tráfico y la movilidad en todo el centro, potenciando transportes sostenibles como la bici, se ha convertido en una chapuza carísima “de diseño” que ya se cae a pedazos antes de abrirse y que es el “perro del hortelano” a efectos de movilidad, ni come, ni deja comer a efector de revisar el diseño del tráfico y los modelos de movilidad en el centro de la ciudad.

PP y Ciudadanos han terminando convirtiendo la remodelación de Ordoño II en un parche para tapar las deficiencias causadas por las obras del aparcamiento subterráneo, al que se le autorizó a dejar un forjado incorrecto que temblaba cada vez que pasaba algún vehículo algo pesado como el autobús urbano, el camión de bomberos o alguna camión de reparto.

Junto a aquella remodelación y las deficiencias del aparcamiento aparecieron unas aceras son ciadas, que se han encharcado con la lluvia y en las que, en algunos puntos se ha desarrollado la chapuza de colocar sumideros que, en muchos casos no son eficaces.

Por todo lo anterior, la solución ha sido simplemente echar en la calzada una placa de hormigón con ferralla para dar solidez al forjado y evitar que tiemble, eliminando de paso el adoquinado, que se levantaba con los temblores, y volver al asfaltado. Cuestión esta última que a efectos de movilidad urbana es un claro retroceso en favor del coche aunque se reduzca el número de carriles.

Para disimular esta situación y justificar un gasto escandaloso en una obra que podría ser casi gratuita y sin apenas actuaciones de haber usado la cabeza, se han eliminado las antiguas jardineras y el moviliario urbano y se han sustituido las marquesinas de las paradas de autobús. Si las antiguas jardineras eras horribles las nuevas son peores y solo se justifican en la necesidad de legitimar el coste de la obra.

Para Actúa, una vez se ha saboteada la peatonalización a sabiendas: las obras de Ordoño II solo eran necesarias para resolver el problema generado por el desastre de la construcción del aparcamiento subterráneo en la avenida y todo lo demás es farfolla par a tapar el asunto, carísima e ineficaz, pero farfolla al fin y al cabo.

Actúa León

Compartir