Mal partido de los de Hierro, pero suficiente para pasar a octavos como primera.

España se medirá a Rusia el domingo 1 a las 16 horas por un puesto en cuartos.

Apunten fecha y hora: España se enfrentará a Rusia este domingo a las 16.00 h en el estadio Luzhniki de Moscú, en los octavos de final del Mundial. Los anfitriones serán finalmente los rivales de la Roja, que see aseguró el primer puesto de grupo con muchísimo suspense y gracias a un caprichoso giro del destino en el tiempo añadido.

España parecía condenada a ser segunda de grupo porque perdía ante Marruecos y Portugal ganaba a Irán, pero un gol de Aspas y otro del combinado persa prácticamente simultáneos, cambiaron radicalmente el guion cuando estaban a punto de concluir ambos partidos. Con esa carambola, la selección española retuvo un liderato que le permitirá continuar el Mundial por el lado teóricamente más asequible del cuadro.

Con Thiago como única novedad en el once de Fernando Hierro respecto al anterior duelo contra Irán –el del Bayern entró por Lucas Vázquez– la selección española se encontró enfrente a un equipo marroquí muy motivado a pesar de estar eliminado del Mundial. Con una presión intensa y un par de duras entradas en los primeros minutos dejó claras sus intenciones.

Y al cuarto de hora llegó el susto en Kaliningrado: un gravísimo error de Sergio Ramos e Iniesta, que no se entendieron atrás, lo aprovechó Boutaib para arrebatarles el balón y encarar solo a De Gea, al que batió por debajo de las piernas.

Tocaba remar otra vez a contracorriente, pero España reaccionó rápido y empató en el minuto 19 tras una internada de Iniesta, que culminó Isco. La Roja se hizo entonces dueña absoluta del balón, pero el peligro marroquí no había desaparecido y, tras otro error defensivo, Boutaib volvió a plantarse solo ante De Gea, aunque esta vez el portero del United resolvió con acierto (su primera gran parada en Rusia).

Urgía evitar despistes defensivos y afinar la puntería porque España dominaba, pero no llegaba a concretar sus ocasiones. Iniesta creó las más claras, la última justo antes del descanso, pero su centro al área pequeña no pudo empujarlo a la red Diego Costa por muy poco.

Marruecos, que no tenía nada que perder, salió con un planteamiento más ofensivo en el segundo tiempo y a los diez minutos dejó temblando el larguero de De Gea con un misil del delantero del Leganés Amrabat que se estrelló en la escuadra.

Aunque Isco y Piqué acariciaron el gol de cabeza, le costó volver a coger las riendas del choque al equipo deHierro, que tardó en reaccionar y esperó al último cuarto de hora para mover el banquillo con un doble cambio. Entraron Aspas y Asensio, por Costa y Thiago, pero poco cambió el panorama. España tenía mucho el balón, pero, como le ocurrió ante Irán, no conseguía generar peligro. Marruecos no había renunciado al ataque y a diez minutos del final volvió a adelantarse con un cabezazo de Nesyri en un córner.

España era segunda de grupo hasta que Aspas marcó de tacón en el minuto 91. El linier anuló el tanto por fuera de juego, pero el VAR falló a favor de la Roja. Y mientras en Kaliningrado se esperaba el veredicto de la tecnología llegó el gol de Irán, que completó la carambola.

Raúl Rioja www.20minutos.es

Impactos: 31