Órbigo, agua de palabras – Veguellina de Órbigo

Órbigo, agua de palabras – Veguellina de Órbigo

¿Cómo sé que es mío este poema / que ahora se inicia en las  líneas / de esta página, aún desierta? / ¿Cómo hice este poema? /Me preguntaré cuando las alas del viento / convoquen recuerdos venideros. / ¿A quién le robé este poema / de su corazón, de sus tripas? / ¿Es que acaso el poeta, es autor /de sus poemas?. /  Este poema no es mío,  / es tuyo, y tuyo, y tuyo, / hasta de las piedras / son estas líneas que ahora despiertan / a la ensoñación de un iris viviente. / Este poema no es mío, / es del que lo quiera sentir y sentar / en el regazo de sus alas, / a la hora de la luz saliente. / Este poema que pareciera mío, / no tiene más autoría, / que esta sal de palabras, / y el aliño de posar alientos / en el vértice libre del viento. / Pero si a nadie llegaran sus vuelos, / el poema no sería de nadie, / ni tuyo, ni mío, de nadie. /El poema solo es de quien lo lee, / lo siente, lo entiende, lo hace suyo. / Este poema solo es de aquel / que lo quiera leer.

Este poema que he titulado Autoría, quiere ser un sentido abrazo para todos los que el pasado sábado nos deleitaron con una sentida performance teatral y a los que leyeron con sentimiento y entrega varios poemas de la antología poética de “Poesía a Orillas del Órbigo”, titulada “Instantáneas junto al agua”. Marina Díaz Lafuente, como siempre, dirigió y organizó una performance sublime, igual que los personajes                           interpretados por la propia Marina, Blanca, Ana y Antonio, así como las coreografías de un nutrido grupo de niños. Los niños presentes, ¡qué belleza! Como dijo la propia Marina, aquí pueden estar los poetas del futuro.

Le llegue el abrazo también a la nutrida representación del grupo local de teatro “Arco Iris”, que también interpretaron varios de los poemas, allí estuvieron Isabel, Dorita, Vicente, Elena, Mary Luz, Olga. En representación del club de lectura “Río Órbigo” leyó, José Luís. Todo concatenado por Helena José García Fraile, nuestra querida bibliotecaria. El mantenedor y creador de “Poesía a Orillas del Órbigo”, Tomás-Néstor Martínez Álvarez, como siempre brillante en sus palabras.

Se extienda este abrazo al ayuntamiento actual y a los anteriores que mantuvieron este paraíso de letras a lo largo de diez años. Han quedado inmortalizados en un precioso poemario “Instantáneas junto al agua”. Joaquín Llamas, nuestro alcalde, expuso con gran acierto la importancia de la presencia de la poesía en la vida diaria y en el sentir de las personas de a pie. Gracias al actual concejal de cultura, Balbino Ferrero Domínguez, a la editorial Eolas, al propio Tomás-Néstor y a Helena, podemos contar con una joya donde cuarenta y nueve personas han dejado su impronta  con sus poemas.

Se extienda el abrazo a los trabajadores del ayuntamiento que han llevado la poesía en volandas cada viernes de todos los julios desde el 2008.

Que también note este afectuoso abrazo Elena Santiago, nuestra escritora universal, que estuvo en el acto de presentación del libro, pese a inclemencias de la vida, pero nos llenó con su bella mirada azul, su cariño y su energía. Sus palabras fueron, como no podían ser de otra forma brillantes, inteligentes y sobre todo sentidas.

Mordida existencial: Vaya la mordida de hoy para todos los que han dejado en el libro y fuera de él su caminar por la vida con el flujo y reflujo de las palabras a lomos de un acto cultural único. La palabra ya tiene su sitio para siempre en “Poesía a Orillas del Órbigo”. La próxima cita es el 6 de julio.

Sólo decir GRACIAS por el aprendizaje, el trabajo y la ilusión de todos los que han hecho posible este viaje.

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo.

Impactos: 69

Compartir