Haciendo balance de los tres años de gobierno municipal del PP con Antonio Silván a la cabeza nos encontramos un Ayuntamiento con el cartel de “Se vende” en la puerta principal.

Tres años de venta de lo público a manos privadas, contratos envueltos en sinónimos de externalización o ”contrataciones puntuales”, vemos como el equipo de Gobierno ha parcelado y entregado al mejor postor los servicios que como Ayuntamiento tiene que dar.

La interminable y variada lista va desde la recogida y gestión de los residuos de obras en el casco antiguo (con un informe también externo que lo ratifica por 20.800€) que nos cuesta 300.000€ anuales y que la llaman Brigada B; a la gestión del recinto ferial 32.000€ anuales, pasando por el plan de aceras 3.600.000€ al año, el mantenimiento de la caldera de un CEAS, la lavandería de la residencia de ancianos, los 20 millones de euros de la privatización del alumbrado ( contrato que denunciamos a Fiscalía y admitida a trámite)

La lista no acaba, el servicio de préstamo de bicicletas también ha sido privatizado bajo la lógica de Ciudadanos, el partido muleta, de que lo que se paga se usa más y mejor, algo incomprensible para la ciudadanía; también se privatizó el arreglo de las piscinas municipales, obra que fue entregada con deficiencias que denunciamos en su momento ; el servicio de recogida de muestras y análisis de agua, caños artesianos, agua de piscinas, jacuzzi y comedores selectivos o la contratación de un intermediario, asesor y comparador de compañías de seguros, vamos el “rastreator” que cualquiera con acceso a internet  tiene.

Permítanme que insista, pero la lista es extensa y la incapacidad del gobierno municipal también, tanto que “los buenos gestores” han tenido que contratar a una empresa para que realice el plan estratégico para la ciudad hasta 2027 previo pago de 115.000€.

Si les parece poco, ahora  quieren privatizar el Palacio de Congresos tras, de momento, haber desembolsado más de 62 millones de euros entre las tres administraciones implicadas (Gobierno, Junta y Ayuntamiento) algo lógico y normal por parte del PP y su bastón Ciudadanos.

El PSOE se ha dado prisa en solicitar que no se privatice lo que en su momento fue su buque insignia, la estrella de su programa electoral, algo en lo que nos van a encontrar y que debería ser lógico en una entidad pública, no privatizar después de pagar al empresario correspondiente, más teniendo en cuenta que sin hacerle caso ya hay cerradas 12 exposiciones y que si se trabaja bien, puede ser reclamo para la ciudad de León. Es el mismo PSOE que ha votado a favor de privatizar el contrato del alumbrado que vende al mejor postor durante 10 años un servicio básico para la ciudad como es tener luz en las calles. Parece que la venta de lo que consideran suyo no pero lo que es de todas si.

Es injustificable que los leoneses y las leonesas tengan que pagar de su bolsillo la ineptitud, torpeza y negligencia de los gobernantes del Ayuntamiento; una situación que en otros lugares provocaría ceses y dimisiones aquí solamente molesta cuando el sello es electoralista.

León Despierta

Impactos: 93