El economista plantea empezar por experiencias piloto en algunas provincias para descongestionar, así, los grandes núcleos urbanos

Hoy se ha celebrado un nuevo encuentro de Diálogos para el Desarrollo con empresarios y directivos leoneses, en el que también participó José Manuel García- Margallo

El economista y exministro Miguel Sebastián ha destacado hoy, durante el debate del foro empresarial Diálogos para el Desarrollo que ha tenido lugar en León y en el que también ha participado el exministro José Manuel García-Margallo, la necesidad de empezar a hacer políticas que frenen la despoblación de las áreas rurales de toda España. Sebastián ha propuesto que se articule un sistema para que los jubilados “que malviven en los núcleos urbanos de grandes ciudades puedan disponer de una vivienda y de todos los servicios a su alcance en zonas rurales, descongestionando así las ciudades y permitiendo que los jóvenes puedan residir en las urbes y encontrar un empleo”.

El encuentro, en el que se han dado cita empresarios y directivos leoneses, ha sido organizado por Management Activo y ha contado con el patrocinio de EspañaDuero, Caser Seguros y Vodafone.

Miguel Sebastián ha señalado que en la actualidad no existen iniciativas en esta dirección y ha apostado por que las Administraciones impulsen la actividad económica en las zonas rurales, donde también se pueden crear nichos de empleo.

Por otro lado, el también economista se ha referido a la situación de la economía en Europa. Ha explicado que las incertidumbres que rondan la economía europea son la política monetaria del Banco Central Europeo, que cada vez dejará de ser menos expansiva impidiendo tener unos tipos de interés y una prima de riesgo baja; el entorno internacional global y el Brexit, que espera sea un proceso amistoso entre Europa y Gran Bretaña.

Sobre la economía española, ha señalado que el problema actualmente es el crecimiento a largo plazo, ya que si no se aborda con celeridad va a ser muy difícil solucionar otras cuestiones como la sostenibilidad del Estado de Bienestar, las pensiones, el modelo productivo, los salarios o el endeudamiento.

Por su parte, el exministro José Manuel García-Margallo ha realizado un análisis sobre cómo ha evolucionado la economía global en los últimos tiempos, especialmente después de la crisis de las hipotecas basura. Ha apuntado que el orden comercial, después de la crisis, y muy especialmente después del triunfo de Donald Trump, muestra “unas tendencias proteccionistas preocupantes, que seguramente no se impondrán, pero sí que tendrán como consecuencia  un orden distinto al que hemos conocido para garantizar el comercio justo”.

Sobre la situación de la economía española, ha señalado que las Administraciones deben trabajar para conseguir  un modelo económico distinto al actual, en el que se preste especial atención a la productividad, “porque solo aumentando la productividad podremos subir los salarios, que son bajos ahora mismo, sin alterar la competitividad. Eso nos obligará a prestar atención a las variables, para mejorar, entre otros, el capital humano, con más y mejor formación, educación e investigación y desarrollo.”

Tras las ponencias, los economistas han compartido sus impresiones con el tejido empresarial sobre las perspectivas de futuro de la economía en la región.

Miguel Sebastián ha realizado un especial énfasis en el reto que plantea el sector del carbón en la Comunidad Autónoma, “ya que hay que dar una respuesta más allá del cierre de las minas y seguir apostando por la combustión limpia, como por un mínimo de seguridad”.

También ha aludido a la importancia de seguir apostando por el turismo rural, “desestacionalizando el modelo actual, ofreciendo un turismo no solo de verano y vacaciones, sino durante todo el año, y buscando turistas de otras partes del mundo, como Asia, Australia o Sudáfrica”.

Impactos: 125