Ante las informaciones aparecidas sobre la decisión de Enel, propietaria de Endesa, del cese de actividad de la central térmica de Compostilla, la Diputación de León estará vigilante para que tal decisión no se lleve a cabo y se produzca el mantenimiento de la actividad en la central térmica ubicada en Cubillos del Sil más allá del año 2020.

La Diputación considera que Compostilla es “esencial para garantizar la seguridad de suministro eléctrico en España, el mantenimiento de los precios así como evitar una excesiva dependencia del exterior”.

Pero, además, es “necesaria” para que se mantenga la actividad del sector de la minería del carbón en la provincia de León ya que, con ello, “el mineral extraído de las minas leonesas tendrá una salida”.

“Desde la institución provincial pedimos al Gobierno Central que tenga en cuenta el carbón autóctono dentro del mix energético nacional”.

La Diputación considera, a su vez, que el mantenimiento de la actividad de las centrales térmicas y el sector minero “es la mejor receta para luchar contra la despoblación porque son sectores que ya generan actividad y empleo, por lo que, reducirlos o eliminarnos, implicará que se agudice este problema”.

Impactos: 44