Juan Carlos Fernández considera que era una medida “imprescindible” ante el incremento de fallecimientos por paradas cardiorrespiratorias.

“La instalación de espacios cardioprotegidos en los edificios de Diputación era para nosotros una medida imprescindible y ya es una realidad”, ha confirmado el Diputado Provincial, Juan Carlos Fernández, quien condicionó su apoyo a los presupuestos de la Diputación, entre otras partidas, a que se instalasen desfibriladores en los edificios de la institución provincial.

“La presencia de un desfibrilador semi-automático es fundamental para revertir una parada cardiaca o muerte súbita; ya que actuar dentro de los cinco primeros minutos tras el suceso es vital, dando tiempo suficiente para que los equipos de emergencia lleguen”, ha asegurado Juan Carlos Fernández. El portavoz naranja ha considerado que, al igual que los extintores, cuya instalación está obligada por ley en los edificios construidos a partir del año 1996 “los desfibriladores deberían ser igualmente obligatorios en todos los edificios públicos y privados”.

El Diputado Provincial de Ciudadanos va más allá y solicita que todos los desfibriladores que se instalen en edificios públicos de la Institución Provincial “tanto en la capital como en los municipios de menos de 20.000 habitantes” sean geolocalizados a través de una App , “Su rápida localización y acceso podría salvar decenas de vidas en los próximos años”, ha concluido.

Impactos: 129