reciclaje 1

Los domicilios de la región cuentan con más de tres cubos de media para separar correctamente los residuos, según el estudio elaborado por el Instituto Apolda.

Entre las principales razones que los castellanos y leoneses aducen para reciclar destacan factores como el cuidado del medio ambiente, el civismo y la importancia de dar una segunda vida a los residuos.

Actualmente, el 69,2% de los castellanos y leoneses asegura disponer en su hogar de más de un espacio para depositar sus residuos, de los cuales uno de ellos está reservado a los envases domésticos que se destinan al contenedor amarillo (plásticos, latas y briks). De hecho, los domicilios de la región cuentan actualmente con una media de más de tres cubos (3,1). Esta es la principal conclusión del Estudio de Hábitos de Reciclaje de los Españoles elaborado por el Instituto Apolda para Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases domésticos.

El informe también evalúa los factores que motivan a los ciudadanos a disponer de más espacio en sus hogares para separar correctamente los residuos. El cuidado del medio ambiente (97,5%), el civismo (97,5%) y la importancia de dar una segunda vida a los residuos (96%) son los principales motivos que les llevan a reciclar.

Este porcentaje va en línea con los datos publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) el pasado mes de enero, que manifiesta que el 70% de los españoles separa la basura doméstica por tipo de desecho (orgánico, plástico y papel), mientras que el 77% aseguraba reciclar los envases de vidrio y cartón, el papel y las pilas.

En el lado opuesto, entre las razones que se esgrimen para no reciclar, que también se recogen en el Estudio de Hábitos, se alude a cuestiones como la falta de espacio en sus hogares (22%) como uno de los principales argumentos de los ciudadanos a la hora de no contar con más cubos destinados al reciclaje.

Por tipología de envases, el 61,3% de los encuestados asegura asociar y tirar siempre las botellas, botes o garrafas de plástico en el contenedor amarillo; y el 54,1%, los briks. Por el contrario, los tapones de corcho (48,6%) y las tapas metálicas de frascos (25,9%) son los productos que menos se relacionan con el contenedor amarillo y, por tanto, los que menos se reciclan. El estudio también analiza el perfil del castellanoleonés que más recicla, y retrata a un ciudadano con edad comprendida entre los 35 y 54 años.

Estas conclusiones confirman el trabajo de concienciación y sensibilización que se viene realizando en Castilla y León durante las últimas décadas sobre la separación de residuos y la importancia del reciclaje.

“Este informe refleja el esfuerzo y la contribución de los castellanos y leoneses en el cuidado del medio ambiente. Una labor que empieza en nuestros hogares y que nos permite contar hoy en día con un porcentaje de reciclado de envases domésticos a nivel nacional del 74,8%, 19 puntos porcentuales por encima de los objetivos que marca la Unión Europa”, ha asegurado Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

El camino hacia el desarrollo sostenible

Aunque todavía queda camino por recorrer, los datos que arroja este estudio permiten afirmar que el reciclaje es un hábito extendido en los hogares de Castilla y León. De hecho, gracias a la aportación ciudadana, el año pasado se reciclaron en la comunidad 64.445 toneladas de  envases.

Esto ha sido posible gracias al trabajo que ha desarrollado Ecoembes junto con los ayuntamientos, con los que han conseguido estar cada vez más cerca del ciudadano a través de la red de 26.267 contenedores amarillos y azules distribuidos por toda la región y que hacen posible que el 99% de los castellanos y leoneses tengan acceso a la recogida selectiva de estos residuos.

De igual modo, su aportación a la sociedad se refleja en su labor de concienciación en valores medioambientales. Para ello, se ponen en marcha numerosas campañas de comunicación, talleres de educación ambiental y cursos de formación.

Fuente: ECOEMBES

Impactos: 31