• Home »
  • León »
  • El alcalde Silván asiste al acto que se celebra con motivo del X aniversario del Centro de Supercomputación “Caléndula”
El alcalde Silván asiste al acto que se celebra con motivo del X aniversario del Centro de Supercomputación “Caléndula”

El alcalde Silván asiste al acto que se celebra con motivo del X aniversario del Centro de Supercomputación “Caléndula”

Transcribimos las palabras del alcalde, Antonio Silván, en dicho acto:

        Son muchas las variables sobre las que se pueden resumir los diez años de historia del Centro de Supercomputación de CyL en León.

        Yo voy a hablar de la sentimental. Y en este sentido, son muchos los sentimientos que se me agolpan, pero el predominante es el de orgullo.

        El orgullo y el honor de haber iniciado esta andadura como Consejero de Fomento hace diez años y de haber sido el Presidente del Patronato de la Fundación durante sus primeros diez años de vida.

        Y el orgullo y también el honor de trabajar con personas profesionales implicadas y proactivas. Son muchas las que han contribuido a que una idea y un proyecto se hiciera realidad.

        Este proyecto nació en 2008, pero fue mucho antes cuando comenzó a dar sus primeros pasos. Y aquí tengo que referirme a personas y a instituciones que fueron determinantes para que hoy disfrutemos, tengamos, utilicemos y presumamos de un centro de supercomputación de vanguardia.

        Entre las personas me gustaría destacar a dos leoneses que `tiraron del carro´ desde el año 2006: Jose Antonio de Paz, Presidente de HP en aquel momento y Miguel Ángel Turrado, eterno leonés vinculado a HP que hoy sigue apostando por León desde esta multinacional.

        E instituciones, la Universidad de León y la Junta de Castilla y León, con nuestro Presidente Juan Vicente Herrera a la cabeza.

        Igualmente, una vez iniciada la andadura, son muchas la personas que han contribuido a esta nuestra realidad. Y me refiero a todo el personal que ha pasado por el Centro y, muy especialmente, a sus directores generales, ayer, Luis Muñoz y Antonio Ruiz Falcó, y hoy Vicente Matellán.

        Y, como no, al inolvidable y siempre llorado, Carlos Redondo, que estoy convencido de que donde esté en estos momentos está sonriendo y sigue trabajando por el Centro de Supercomputación. Jamás me olvidaré de que nos dejó llevando las botas puestas. Gracias Carlos.

        Caléndula, nuestra computadora, es la segunda más importante de España y está entre las quince más potentes de Europa.

        Caléndula nos incorporó en 2015 a la Red Española de Supercomputación. Caléndula contribuye a que León sea una ciudad afortunada por tener este Centro, que es referencia y que presta sus servicios tanto a empresas privadas como a administraciones públicas.

        El Centro de Supercomputación de CyL en León significa –innovación, vanguardia, perfeccionamiento tecnológico, competitividad empresarial, eficiencia administrativa, sostenibilidad medioambiental, formación, proyectos, investigación-…

        Empresas y administraciones se fijaban y se fijan y hacen uso de sus servicios. Entre ellos, el Ayuntamiento de León, a quien el Centro de Supercomputación ayudó y, diría yo, rescató en momentos críticos. Todos recordamos el incendio del edificio de Ordoño en el verano de 2012. Un Ayuntamiento que hoy sigue siendo uno de sus usuarios.

        El Centro de Supercomputación forma parte de las infraestructuras de vanguardia con las que cuenta León en uno de los sectores de actividad económica más importantes para nuestra ciudad como es el tecnológico.

        Infraestructuras e instituciones como el INCIBE, el Parque Tecnológico o la Universidad de León contribuyen, junto con Caléndula, a hacer de León un ecosistema tecnológico de primera categoría.

        Empecé con la palabra orgullo y voy terminando con esa misma palabra. León, ciudad afortunada y orgullosa de contar con el Centro, con su Fundación y con los servicios de caléndula.

        Enhorabuena a todos por esta década de existencia y gracias, con mayúsculas, a todos los que han hecho posible llegar hasta aquí y a todos, querido Juan Carlos, los que siguen trabajando por su éxito, que es el éxito de todos.

Compartir