• Home »
  • León »
  • Silván clausura las Jornadas del Fuero: discurso ante la Casa de León en Madrid
Silván clausura las Jornadas del Fuero: discurso ante la Casa de León en Madrid

Silván clausura las Jornadas del Fuero: discurso ante la Casa de León en Madrid

El alcalde de León y el presidente de la Casa de León en Madrid han anunciado que a finales de noviembre organizarán unas jornadas con expertos internacionales sobre el Fuero en León.

Palabras del alcalde, Antonio Silván:

        Presidente de la Casa de León en Madrid, Alfredo Canal,

        Director de la Cátedra de Historia de las Instituciones de la Universidad Rey Juan Carlos, Francisco Marhuenda

        Ponentes de estas Jornadas `Un Fuero de hace mil años: León, ciudad y reino. 1017-2017´

        Señoras y señores,

        Hace casi 2000 años, un hombre valiente, el centurión romano Marcelo, patrón de León, alzó su voz en defensa de la libertad y de unos valores de honor y respeto que desde entonces pasaron a formar parte de la esencia bimilenaria del ser leonés, cuyas raíces se entremezclan con las de la Historia de España desde su mismo nacimiento.

        Siglos más tarde, en 1017, nuestro rey Alfonso V cambió para siempre la Historia de su Reino y también la de Europa al promulgar 48 leyes que conformaron la esencia del Fuero de León de 1017 que durante este año honramos y conmemoramos.

        En esos artículos, de clara influencia visigoda en su forma, se regularon acciones, realidades y relaciones por primera vez. Se abordó, por ejemplo, la posesión de los bienes de la iglesia e incluso hasta se desarrolló una incipiente separación entre la misma y el estado.

        Pero también, por vez primera, la mujer, su protección, tanto de bienes como de persona, era la protagonista, al igual que las garantías judiciales en el proceso. Avances que posteriormente pasarían a la historia de los derechos de los ciudadanos. Hablamos de lo que hoy son derechos fundamentales pero que, en aquellos tiempos, no eran sino cambios novedosos.

        Hoy, como en aquel siglo XI, transcurren tiempos complejos. Han pasado mil años desde entonces. Mil años después del Fuero que inició el camino que otros recorrerían después hasta alcanzar un marco normativo como el actual que tiene al ser humano en su epicentro y es base de nuestra convivencia. Un largo tiempo, sí, pero interesante, provechoso si conseguimos extraer de la Historia, Alma Mater del hombre, las sabias lecciones que ésta nos ofrece.

        Quizás pensó igual aquel joven Alfonso, apenas un muchacho de poco más veinte años, cuando decidió conceder inmunidad a la mujer en ausencia del marido, garantizar la inviolabilidad de domicilio, reglamentar la propiedad o establecer justos impuestos y salarios, siempre sobre la base de garantizar unos derechos comunes a todos, nobles y plebeyos.

        Una aportación singular, de gran magnitud y pilar fundamental de proyectos que el Reino-Imperio Leonés supo ver desde su mismo nacimiento.

        Padre de reinos como Portugal, Castilla o Galicia. Motor de cambios, de libertades y derechos esenciales, de convivencia entre culturas.

        Promotor del Camino de Santiago, la más importante arteria cultural y religiosa de Europa.

        Y adalid del saber, cuya obra culmen fue el nacimiento de la Universidad de Salamanca por iniciativa del rey leonés Alfonso IX.

        Nuestro viejo Reino fue parte esencial del proyecto que se fraguó en los siglos posteriores y que dio lugar al nacimiento de una de las naciones más influyentes política, cultural y socialmente del mundo: España.

        León forjó el entramado de España, como Castilla, la Corona de Aragón o Navarra.

        El peso de León en la historia de España, que es la de Europa, es de tal magnitud que, sin sus siglos de existencia, ninguna de ellas podría entenderse.

        Y aquí es donde radica la grandeza de nuestra historia, la grandeza de León. En haber sido capaces de contribuir específicamente a la creación de algo más grande, de algo universal, que trasciende nuestros límites territoriales y está presente en todo el mundo.

        Es importante destacar este hecho en estos tiempos donde la cultura y la historia, muchas veces zafiamente manipuladas, se utilizan por algunos como muleta para reclamar privilegios para sí mismos o denegar derechos a otros.

        Nosotros no necesitamos cambiar las hazañas de nuestros antepasados, pues su solo ejemplo, su dignidad y su visión contribuyeron a iluminar al viejo continente con iniciativas como la que hoy celebramos.

        Y de esto también debemos sentirnos orgullosos los leoneses. De nuestra personalidad afable y abierta. Una personalidad que nos lleva a recordar, vivir y sentir nuestra historia, nuestra cultura y nuestras tradiciones de manera inclusiva y participativa.

        Una personalidad que no puede ser sino la viva herencia de aquellos antepasados que iluminaron al viejo continente con pioneras iniciativas legislativas como las contenidas en el Fuero de León de 1017.

        Aunque ya he hecho alguna referencia indirecta, antes de concluir y en el contexto de estas jornadas sobre el Fuero de León, sí quiero hacer una serie de reflexiones sobre los momentos de dificultad que está viviendo nuestro país.

        España es una gran nación que, al igual que ha superado otros momentos de dificultad en el pasado, también hoy saldrá adelante.

        Los leoneses no solo nos sentimos un pueblo de España, sino además copartícipes de la construcción de una de las naciones con más poso cultural e histórico del mundo.

        Lo que hoy nos cita aquí, el Fuero de León, es uno de esos hitos, pionero en aquel tiempo y al que posteriormente se sumaron otros, con los que nuestros antepasados jalonaron el amplio bagaje histórico de España.

        Son muchos los leoneses quienes ayer participaron, incluso ofreciendo el mayor de los sacrificios, en crear esta hermosa realidad que es la España de hoy, y somos muchos los leoneses los que hoy nos esforzamos en aportar nuestro grano de arena para seguir siendo el país solidario, tolerante y respetuoso que hoy conocemos.

        Los leoneses, los herederos de tantas gestas históricas, los herederos de los padres de esta nación, no vamos a abdicar de la defensa del mayor y mejor patrimonio que hemos heredado y que podemos dejar a nuestros hijos: nuestra nación, esta nación que hoy vivimos.

        No vamos a permitir que un gobierno autonómico irresponsable ni sus socios acaben con siglos de convivencia que han forjado lazos culturales, históricos y familiares que son patrimonio de todos y base fundamental de nuestra convivencia.

        Finalizo ya resaltando la importancia que tiene, precisamente en estos tiempos, la conmemoración de un hito con el que León alumbró al mundo con un conjunto normativo que albergó por primera vez derechos que hoy son parte del andamiaje que sustenta nuestra convivencia y nuestro estado de bienestar.

        Hoy, como ayer, como hace mil años, los leoneses y la inmensa mayoría del resto de españoles tenemos claro que el respeto al ordenamiento jurídico y la prevalencia de nuestra Constitución son las mejores garantías para nuestro futuro, para nuestro bienestar y para nuestro crecimiento económico y social.

        Recordar y poner en valor estos acontecimientos debe poner de relieve el esfuerzo y el largo tiempo que se tardó en alcanzar todo lo bueno que hoy tenemos y nos debe alertar de la importancia de saber valorarlo y preservarlo.

        Muchas gracias

Compartir