• Home »
  • Provincia »
  • La Junta reconoce la provocación de un incendio en las inmediaciones de la carretera que va de Santa María de Ordás a Valdesamario
La Junta reconoce la provocación de un incendio en las inmediaciones de la carretera que va de Santa María de Ordás a Valdesamario

La Junta reconoce la provocación de un incendio en las inmediaciones de la carretera que va de Santa María de Ordás a Valdesamario

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quiere poner de manifiesto públicamente estos hechos que dañan el patrimonio natural y ponen en riesgo la vida e integridad de los ciudadanos de Castilla y León, en este caso con una actuación criminal que trata de asegurar el daño al prender al menos siete focos. El incendio se originó a las 19,35 horas de la tarde en la carretera que une Santa María de Ordás a Valdesamario, provincia de León, con la aparición de siete focos diferentes y no se descarta la existencia de alguno más. Sobre las 20,30 horas el incendio subió a nivel 1 de peligrosidad por afectar a más de 30 hectáreas arboladas.

El delegado territorial de la provincia elevó a las 20,20 horas a nivel 1 de peligrosidad por la afección de más de 30 hectáreas arboladas. Actualmente, trabajan alrededor de 80 personas en medios terrestres ya que los medios aéreos se han retirado al ocaso. Los distintos focos están en diferentes robledales, brezales y pinar. La extinción se prolongará toda la noche, con la complejidad derivada de los al menos siete focos y, por tanto, distintos flancos del incendio.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quiere hacer un llamamiento a la colaboración para que este tipo de acciones criminales no queden impunes, solicitando la ayuda ciudadana para identificar al autor o autores y que puedan ponerse a disposición de la Justicia, ofreciendo los datos que conozcan a la Guardia Civil y al personal forestal de la Junta de Castilla y León.

Actualmente están actuando para combatir el fuego cuatro autobombas, cuatro cuadrillas de tierra, dos bulldocer, tres cuadrillas helitransportadas, nueve agentes medioambientales y un técnico, además de dos helicópteros que se han retirado al ocaso, en total, alrededor de 80 personas.

Compartir