¿Pokémons o no pokémons?

¿Pokémons o no pokémons?

Epitafio: Sin cobertura (la tierra no cuenta) Éste es el aforismo que cierra el libro de aforismos, titulado “Homo Pokémons. Alientos, malalientos y otras exhalaciones”.

EL nuevo libro de Tirso Priscilo Vallecillos García nos trae pensamientos con mucho pensamiento.

Un libro de aforismos es una caja de letras, que nos manda señales y mensajes útiles para hidratar el engranaje que mueve la ondulante masa gris por donde discurren los sueños, la memoria, los anhelos, la melodía de la rutina, el oleaje de la vida, por donde nos movemos bajo este aspecto homínido que ya tenían nuestros predecesores y que, ironías del camino, seguimos teniendo, aunque ahora seamos un poco más sofisticados (sofisticados no quiere decir más humanos y mejores) y nos dediquemos a cazar más por entretenimiento y/o poder o egoísmo que por hambre.

Como siempre, Tirso Priscilo, presentó su libro de una manera diferente. Sentada en la mesa presidencial, sola ante la audiencia, comienza el acto Amelia, una niña con mucho talento, luego la acompaña su hermano Lucas, que también nos mostró sus cualidades como presentador. Después la mesa presidencial la ocuparon el concejal de cultura, el propio autor, Tomás Néstor Martínez Álvarez y la bibliotecaria Helena García Fraile. Ellos se encargaron de amenizar y enseñarnos con sus preguntas y lecturas, parte de los secretos del libro.

Luego los asistentes tuvimos la oportunidad de jugar al bingo, se nos ofreció un cartón a cada uno, ilustrados como la portada del libro. En cada número que el propio Tirso Priscilo iba enunciando, los presentadores iban leyendo el aforismo correspondiente al número cantado. Hubo mucho divertimento.

Mordida existencial: Durante la presentación del libro, llevada a cabo en la biblioteca “Río Órbigo” de Veguellina de Órbigo, todos los que asistimos al acto, tuvimos nuestras mentes recogidas en buenas vibraciones, pasamos un rato lúdico, de aprendizaje, compartimos risas, juego y además, le dimos de comer a nuestras neuronas un alimento extraordinario. No se puede pedir más, bueno si, para recordar con una sonrisa esa tarde, podemos hacernos con el libro de Tirso Priscilo y abrirlo como yo lo voy a hacer ahora mismo, para leer uno de sus estupendos aforismos: Para algunos la conciencia es algo parecido al WIFI, que a veces viene y a veces va.

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo

Compartir