Refugio Capítulo XV

Refugio Capítulo XV

No supo cómo fue capaz de salir del vehículo y sacar a su amigo Samir. La botella de agua que acostumbraba a llevar en el coche, le ayudó muchísimo, gracias a ella, pudo empapar su camiseta y anudársela para proteger la nariz y la boca del humo. No supo cómo tuvo fuerzas para llegar a la zona en donde ya se encontraban los bomberos y pudieron ayudarle, que Samir, fuera delgado ayudó mucho, no hubiera resistido aquel trayecto si su amigo hubiera sido tan grande y fuerte como él.

En cuanto dejó a su amigo en manos de los sanitarios que estaban en la ambulancia, se echó a llorar sin consuelo. A su mente volvieron aquellos días de bombardeos sobre su ciudad, el éxodo, en el cual habían conocido, él y su hermano Khaled, a la extraordinaria familia, con la que seguían manteniendo un extraordinario vínculo de cariño.

Ahmad no podía dejar de llorar, escuchó a un enfermero que con mucha amabilidad le preguntaba su nombre, dónde vivía…,

Mi nombre es Ahmad, vivo en…, mi tierra está muy lejos. ¿Mi amigo se pondrá bien? Decía las cosas como envueltas en el humo que aún tenía metido en el cuerpo.

Tu amigo está ya en camino del hospital, seguramente se pondrá bien. ¿Tienes idea de cómo se pudo producir el incendio? ¿Has visto algo que nos pueda servir de ayuda? Le preguntó un policía de los que estaban allí.

El cielo empezó a cubrirse cuando llevábamos un rato de camino, luego la tormenta nos atrapó en mitad del bosque. Pasamos mucho miedo, la tormenta traía mucho aparato eléctrico. Pienso que pudo ser un rayo el que originó el inicio del fuego, luego esta sequía que estamos padeciendo y que mantiene mucho calor en la tierra y en el ambiente, habrán ayudado mucho a la propagación del incendio.

Mordida existencial: La naturaleza es poderosa e incluso cruel en algunas ocasiones. Con estas palabras quiero acompañar a nuestros vecinos lusos en su dolor. Deseo que acabe pronto ese infierno que se ha desatado en Portugal. Puede que la naturaleza arregle en buena medida, la tragedia que ella misma provocó (según una de las tesis que parece que se barajan, en cuanto a los motivos del incendio). He escuchado esta mañana, que llueve en Portugal. Eso y que varios efectivos de la U.M.E, Unidad Militar de Emergencias, creada por el ex-presidente Zapatero, se hayan trasladado para ayudar a sofocar el terrible fuego, pronto dará resultados positivos. Ojalá se acabe pronto ese infierno.

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo.

Compartir