660 millones de personas no tienen acceso al agua potable

660 millones de personas no tienen acceso al agua potable

Cada día cerca de 1.000 niños y niñas mueren a causa de enfermedades diarreicas prevenibles relacionadas con el agua y el saneamiento.

Este año, el lema del Día Mundial del Agua es ‘Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?’. Naciones Unidas quiere resaltar con ello la urgente necesidad de que el agua sea tratada y, en la medida de lo posible, reutilizada.

Más de 660 millones de personas no tienen acceso al agua potable. Y, según la ONU, 1.800 millones de personas utilizan una fuente de agua potable que está contaminada con materia fecal, lo que ocasiona la muerte de millones de personas en el planeta. En concreto se estima que cerca de 1.000 niños mueren a causa de enfermedades diarreicas prevenibles relacionadas con el agua y el saneamiento. No olvidemos que más del 80% de las aguas residuales resultantes de las actividades humanas se vierte en ríos o el mar sin que se eliminen los contaminantes.

Por estas razones, Naciones Unidas ha elegido este año el lema ‘Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?’ con motivo de la celebración del Día Mundial de Agua (22 de marzo). Se quiere concienciar con ello sobre la urgente necesidad de que el agua sea tratada y, en la medida de lo posible, reutilizada.

Cruz Roja Española, como Organización Humanitaria y promotora de los Derechos de las personas, y en virtud de su compromiso con las personas más vulnerables, lleva a cabo una amplia intervención en materia de agua dentro y fuera de nuestro país.

Sus medidas, tanto internas como externas, se centran fundamentalmente en el fomento de un uso responsable del agua, la sensibilización sobre su consumo, el cuidado de este recurso, la creación de alianzas o la puesta en marcha de proyectos de agua y saneamiento en países en vías de desarrollo.

Cabe destacar en nuestro país la colaboración de Cruz Roja con el Programa de Vigilancia de Basuras Marinas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. A través de este proyecto, por ejemplo, durante 2016 se recogieron más de 4.200 kilos de basuras en costas, ríos y riberas.

Fuera de nuestro país, Cruz Roja Española lleva a cabo 28 proyectos de agua en 11 países de América, África y Asia que benefician a más de 545.000 personas.

Además, Cruz Roja cuenta con un dispositivo especial para apoyar a la población afectada por desastres naturales, la Unidad de Respuesta en Emergencias (ERU, en sus siglas en inglés) de Agua y Saneamiento, con capacidad para suministrar 225.000 litros de agua al día.

Estas unidades están compuestas por profesionales especializados y previamente formados, disponibles en cualquier momento del día. El sistema se encuentra operativo, preparado y empaquetado convenientemente para su transporte durante los 365 días del año y puede ser desplazado a cualquier parte del mundo.

La ERU de Agua y Saneamiento cuenta con 5 plantas potabilizadoras así como del equipamiento necesario (mangueras, tuberías, depósitos de agua, grifos, etc…) para:

  • Captar, potabilizar, almacenar y distribuir hasta 225.000 litros de agua al día.
  • Abastecer de agua de alta calidad a 15.000 personas diariamente durante 3 meses, incluyendo centros sanitarios.
  • Mejorar la capacidad de saneamiento de una población de 5.000 personas. (gestión de residuos sólidos, instalación de letrinas, etc…)
  • Promocionar hábitos de higiene saludable entre la población tras la emergencia.

Esta ERU desplaza una media de 6 profesionales con conocimientos de: química, biología, geología, fontanería, electricidad, logística y promoción de la higiene. Este personal trabaja desde el primer momento con personal voluntario de la Cruz Roja o la Media Luna Roja local, que recibe formación para que pueda utilizar el equipamiento en futuras emergencias.

Compartir