Sucedió en León

Sucedió en León

 

Después del ultimo artículo en el que comentamos un poquito la película La Llegada, vamos a seguir con el tema de la posible vida fuera de la Tierra comentado unos casos sucedidos en nuestra provincia de los cuales he tenido conocimiento.

El primero de ellos sucedió en la localidad de La Bañeza hace aproximadamente ocho años. El testigo que lo presenció me refirió lo siguiente.

Un día al atardecer se encontraba dando un paseo en compañía de un amigo y su perra, por las afueras de la localidad. Una zona casi sin gente y rodeada de unos pequeños grupos de árboles, los cuales resultaría exagerado calificar como un bosque, pero nos hacemos una idea de cómo era el lugar.

La escasa luz del atardecer iba haciéndose cada vez mas tenue y sumiéndoles en la oscuridad, mientras según me decía él, una extraña sensación, como de que algo les observaba se iba apoderando de ellos.

En esas circunstancias fue cuando empezaron a percibir a la perra como bastante nerviosa, es decir, la compañera canina no se mostraba con la viveza y tranquilidad que usualmente presentaba en aquellos paseos.

La inquietud iba en aumento, cuando de pronto, y lo cuento con las mismas palabras que me fue confiada a mi la historia: “se hizo como de día, todo se iluminó de repente”.

Este dato, pese a lo extraño y sensacional que parece, es común en la casuística de este tipo de fenómenos, los cuales no se cómo denominar, no me parece correcto ni decir que se trata de la actuación de extraterrestres, ni que no lo sea, simplemente que es un fenómeno, el de los encuentros con lo extraño, que lleva produciéndose siempre, y seguramente así siga, teniendo curiosamente un mismo patrón o características similares en muchos de ellos.

Pues bien, volvamos con nuestros compañeros testigos de lo insólito.

“Se hizo como de día” y en ese momento pudieron presenciar un objeto suspendido en el aire, redondeado, como un disco que se mantenía flotando mientras giraba sobre si mismo.

Salieron corriendo despavoridos, y de pronto sintieron una extraña necesidad de mirar por encima del hombro, y en esa especie de bosque vieron una extraña e imponente figura antropomorfa pero a la vez extraña que les miraba fijamente, siguieron corriendo hasta sus casa y ya no miraron atrás.

 

Este testimonio es sin duda uno de los que mas me han sobrecogido, el testigo que me lo refirió, revivió unos instantes muy angustiosos y miedos que el tiempo había ido aplacando, fue bastante dramático, pero pese a ello me he dado cuenta que mucha gente tiene una necesidad de hablar y soltar la carga de una experiencia que desafía toda lógica.

Resulta muy complicado buscarle una explicación a estos sucesos, yo tengo plena confianza en los testigos, no pongo en duda lo que vieron, ahora bien, tampoco me atrevo a dar un veredicto.

Lo extraño siempre ha acompañado a la humanidad, en función de la época se le ha dado un nombre u otro, influenciado claramente por la mitología que reinara en esa época.

Quizás las figuras mitológicas que pueblan las leyendas provengan de antiguos encuentros con lo insólito, mas tarde muchos casos de apariciones parecen tener los mismos procedimientos que este tipo de sucesos, claro es el ejemplo de Garabandal, caso que comentaremos en próximos artículos.

Fue desde los años 60 y sobre todo en esa década y en la de los 70 cuando la fiebre OVNI estaba en su apogeo y de nuevo estos casos se encuadraron en ese fenómeno pues esta era la mitología del momento.

Hoy en día contemplamos como la ciencia nos habla de otras dimensiones y universos paralelos, pueden cambiar las palabras pero no los hechos.

Actualmente muchas personas tienen encuentros de este tipo y saben que algo nos observa.

 

Alvar García-Noriega Domínguez.

Compartir