Las otras “Bárbaras” del Rey: Cuatro amores y un rumor (desmentido)

Las otras “Bárbaras” del Rey: Cuatro amores y un rumor (desmentido)

Publicado por David González Álvarez

Lejos de extinguirse el fuego resucitado por OKdiario, la relación de Juan Carlos I y Bárbara Rey sigue captando la atención de los españolitos que asisten a un cruce de película de James Bond con una ópera bufa. Desde luego, la actriz murciana no ha sido la única mujer en ocupar (a tiempo parcial) el corazón y el lecho del monarca emérito. Fiel a la genética de los borbones, el sucesor de Franco ha tenido una vida sentimental de lo más agitada. Repasemos a las otras Bárbaras del Rey.

1.- María Gabriela de Saboya.

maria-gabriela
María Gabriela de Saboya y el Rey Juan Carlos en los años cincuenta.

Hija de Umberto, último Rey de Italia, María Gabriela se enamoró de Juan Carlos cuando todavía se llamaba Juanito y ambos vivían exiliados en Estoril. Es fácil rastrear en la prensa de la época esta historia de amor que arranca en 1955 y acaba en ¿1961? ¿Más tarde? Todos los periodistas daban por hecho que iba a ser la esposa de el entonces joven príncipe en expectativa de destino. Según Paul Preston y la mayoría de biógrafos del monarca, fue Franco quien hizo imponer su voluntad. María Gabriela le parecía “demasiado moderna” y Juan Carlos decidió pasar de Italia a Grecia, donde el objetivo era de más agrado del Caudillo. La princesa italiana se acabó casando con el millonario Robert Balkany (que llegó a compartir algún negocio en Madrid con Jaime de Marichalar) pero acabó en divorcio y se convirtió en una habitual de los veraneos en Mallorca. Durante años la prensa extranjera especuló con que habían vuelvo a ser más que amigos. Ella siempre lo negó y especificó que no le habría gusto ser Reina de España. “No habría tenido tanto aguante”, afirmó en una entrevista televisiva.

2.- Olguina de Robilant.

condesa-olguina-rey-era-una-relacion-sin-compromisos-no-eramos-fieles_mdsvid20141029_0013_17
La Condesa Olguina en la actualidad.

Esta curiosa condesa italiana vivió una relación con Juan Carlos I cuando éste oficialmente salía con María Gabriela. Su relación duró hasta víspera de la pedida de mano de Sofía de Grecia. Según la propia Olguina ella le acompañó a comprar el anillo de pedida. Mujer muy popular en Italia, llegó a escandalizar al país transalpino cuando las autoridades le acusaron de haber celebrado una escandalosa orgía en Roma. Tal fue su fama que incluso Fellini le dio un papel en La dolce vita. La condesa no ha sido especialmente discreta con la relación que mantuvo con el libro-olguinaaRey Emérito. En los años ochenta se presentó en Madrid con unas cartas de amor de Juan Carlos. Jaime Peñafiel cuenta en sus memorias como a través del Jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campo pagaron a la aristócrata por recuperar las misivas. ¿Con dinero público? Nadie lo ha aclarado. Eso sí, fue una chapuza porque la condesa había hecho fotocopias y claro acabaron primero en Oggi y luego en Interviú. Total, para descubrir que el Juan Carlos de joven era muy cursi y su referencia cultural más profunda eran las rancheras. Para más detalles, la italiana se despachó en su libro, Reina de Corazones.

3.- Marta Gayá.

Posiblemente la relación extramatrimonial más comentada del Rey hasta la llegada de Bárbara y Corinna. Conocida como la princesa de Mallorca, fue esta isla balear donde se forjó su historia de amor. Asumida por la corte estival de Juan Carlos I, Gayá campó a sus anchas e incluso influyó en una decisión del Rey: que le dictase sus memorias a José Luis de Vilallonga. El escritor barcelonés relataría años después en sus memorias cómo consiguió que de forma sibilina el Rey aceptase la propuesta literaria.

gaya-conde
Marta Gayá con el Conde de Barcelona, el padre de don Juan Carlos I.
gaya-epoca
Época, la única publicación que se atrevió a tratar el tema en aquellos  momentos.

En 1992 todo estalló. El gobierno necesitaba la firma del Rey para cesar al Ministro de Exteriores Paco Fernández Ordoñez que se encontraba en la recta final de su enfermedad. La Ministra Portavoz, Rosa Conde, informó que el Rey se encontraba fuera de España. Suficiente para que la prensa comenzara a investigar. El monarca se encontraba en Suiza con Marta. La prensa extranjera comenzó a centrarse en el tema, mientras Juan Carlos I llegaba a España para firmar lo que el gobierno le requería y volver a reunirse con su novia en el país Helvético. Época le dedicó un portada y El Mundo insinuó que el monarca firmó algunos asuntos fuera de fecha. Un fuego que se apagó rápidamente y de Marta nunca más se supo. Solo en 2007 apareció en Televisión. Fue en Aquí hay tomate huyendo literalmente de uno de sus reporteros.

4.- Corinna zu Wiggenstein.

Posiblemente la más conocida de las relaciones del rey y según Ana Romero en Final de Partida, la más seria. Corinna triunfó económicamente donde no pudo hacerlo Bárbara Rey. Ahora, una guerra en las cloacas de interior pude hacer aflorar lo que ya publicaron Romero e Interviú en su día: Corinna fue más cara que Bárbara. Producto extranjero versus producto nacional. Importar es caro.

y…. Paloma San Basilio, la amante que no fue.

Durante años fue un rumor insistente la relación del monarca con la actriz y cantante. Era

memorias-paloma
Las memorias de la artista.

una leyenda urbana con visos de credibilidad. En 2014, la protagonista de Evita publicó sus memorias y le dedicó un capitulo al rumor desmintiendolo tajantemente. Entre los muchos rumores sentimentales que rodean al monarca este es el único que ha sido negado por su protagonista. La artista aventura que todo pudo partir de una equivocación ya que su pareja desde hace años se apellida Rey y claro lo de “Paloma está con Rey” se deformó en la cultura popular. Lo que la artista no cuenta es que el equívoco era por ambas partes, ya que si bien ella salía con un hombre que se apellida Rey, el monarca lo hacía con una Paloma, que nada tenía que ver con la cantante que se muestra clara con este tema y se niega a jugar con equívocos que no le hacen ninguna falta dada su trayectoria artística. La otra Paloma estaba relacionada con el mundo de la televisión y no ha tenido mucha suerte con los hombres. ¡Ay Paloma, Paloma….Paloma Brava!

 

 

Más información sobre cine, televisión y cultura pop en www.testigoprotegidoblog.wordpress.com/

David González Álvarez

Compartir