La extraña estrategia del PSOE

La extraña estrategia del PSOE

pedro sanchez 4

La verdad es que el partido socialista lleva un tiempo desnortado; demasiados egos, demasiadas urgencias…y una equivocada estrategia electoral han dado con el peor resultado de su historia, y lo que es aun peor, parece que todavía no ha tocado suelo.

Sus dirigentes deben de hacer un verdadero análisis interno para concretar los fallos habidos durante la última década y establecer un proyecto que conecte con las generaciones jóvenes y con la sociedad media si no quieren pasar a ser la cola de la representación. En definitiva, hacer su propia travesía del desierto desde la oposición y desde la responsabilidad política.

No se puede argumentar como bagaje electoral que no ha habido “sorpaso”, pues sencillamente es una reflexión equivocada – a pesar de ser cierta -y viene a indicar una huida hacia delante que le vendrá bien a sus dirigentes pero que todos sabemos que tiene un escaso o nulo recorrido.

Y por si fuera poco ese cúmulo de errores y falsas interpretaciones, ahora mismo el PSOE se encuentra en una posición incómoda de la que no es capaz de salir por los errores pasado y presentes.

La estrategia electoral en los últimos comicios ha sido un sinsentido pues no se pueden mantener a la vez posturas políticas que resultan contradictorias.

Por un lado dicen que pasarán a la oposición (con ello están cerrando un entendimiento o acuerdo con las fuerzas de la izquierda), no votarán la investidura de Rajoy (ni se abstendrán para facilitar el Gobierno) y además dicen que no propiciaran el que haya nuevas elecciones.

Son argumentos a rectificar porque no tienen fundamento real y no son entendibles para los ciudadanos y ese pertinaz raca raca equivocado, les hace menos necesarios para la vida política.

Su secretario general ha sido el primer parlamentario en la historia de la democracia que no ha conseguido la investidura como Presidente de Gobierno y ahora está jugando a ser el líder con menos aceptación y duración dentro de su propio partido.

Mala salida y es fácil que se lo hagan pagar.

Angel L.Nieto

julio de 2016

Compartir