Sonrisas de destino

Sonrisas de destino

podemos(1)

 

 

La estrategia diseñada y ejecutada porPODEMOS, dada a conocer tras la visita de Pablo Igleias al Rey, creo que ha dado un giro necesario al panorama político y ha puesto el foco sobre lo que parece que es el verdadero sentir de los ciudadanos, expresado a través delos resultados electorales, y que no es otro que un gobierno de cambio (más votos de la izquierda parlamentaria) y un gobierno basado en el entendimiento y en los pactos (no hay mayoría de ningún partido). A pesar de que la opinión pública haya manifestado mayoritariamente su critica a la forma en que PODEMOS ha mostrado sus cartas y su disponibilidad,no parece que en este caso,las formas invaliden el fondo del asunto. Solo hay que ver quiénes y cómo han salido en tromba criticando la forma de proceder de PODEMOS para pensar que vamos en la buena dirección.A tales criticas se sumaron conocidos militantes del PSOE y ”barones”territoriales tildando el proceder de Pablo Iglesias de chantaje,humillación etc…Quizá tales personajes no han querido ver en que situación se encuentra su partido tras el envite,que no es otra que la de encadenado a un poste y mirando a ambos lados en donde le esperan,a la derecha,PP y Cs y a la izquierda PODEMOS ,malo si se va a un lado y malo si se va al otro.El PSOE ya ha manifestado que con el PP no va a pactar con lo que solo lequeda mirar hacia la izquierda,donde es absolutamente imprescindible el partido de Iglesias,con lo que eso supondría de escalofrío para muchos delos prebostes del partido socialista. PODEMOS no ha hecho más que consolidarse como fuerza imprescindible del cambio político, hacer valer sus cinco millones de votos y establecer las bases de una negociación poniendo el listón en donde cree que le corresponde por su representación.Desde mi punto de vista carece de sentido la apreciación manifestada poralgunos prebostes del PSOE y la opinión pública de que la estrategia de “la sonrisa del destino” sea una forma de torpedear una posible negociación entre los dos partidos.Las intenciones están meridianamente claras:gobierno de cambio en coalición entre PSOE-PODEMOS-IU.

Y no hemos de olvidar que, a pesar de lo que nos digan públicamente losdirigentes de las formaciones políticas,nunca sabremos de verdad qué,cuándo y quienes están negociando en cada momento. No deja de ser la vieja política cocinada entre bastidores, pero pasada –ahora- por el tamiz de la modernidad,o sea, con twitter,whatsApp…etc.

A. L. Nieto

Enero 2016

Compartir